Videntes verdaderas en España

El fenómeno de la videncia es uno de los más controvertidos que podemos encontrar a nivel mundial, el simple hecho de poder decir que hay personas que tienen la capacidad de  ver el futuro es lo suficientemente sugerente como para poder pedir demostraciones y abrir un hilo de debate en el que se trate de poner los pros y contras de dicho don.

No es sencillo encontrar videntes verdaderas en España, como en cualquier otro país este es un fenómeno minoritario entre la ciudadanía y son pocos los que pueden tener la cualidad de ver el futuro y, segundo, ponerlo al servicio de otras personas.

carmen tarotista real

Los videntes son personas que desde pequeños han sabido que son diferentes, tenían la capacidad de ver cosas que sus amigos o familia no podían, en un principio este don era casi como una maldición pero con el paso del tiempo aprendieron a controlar las visiones y a canalizarlas de forma que pudiera ser menos perturbador y más positivo.

Así a la hora de buscar videntes verdaderas en España muchos son los que se anuncian y publicitan en diferentes medios que llegan al público y muy pocos los que de verdad tienen esta cualidad. Quizás por todo ello es difícil hallarlos.

Evidentemente un clarividente auténtico que ejerza en el territorio nacional emplea su tiempo y esfuerzo en ello, si es un vidente verdadero que emplea su don en ayudar a los demás rápidamente lo vamos a reconocer por el nivel de recomendaciones que tiene y por como hablan de él en un sentido de esfuerzo y predicciones que se cumplen.

El clarividente además suele cobrar por sus servicios pues puede llegar a ser agotador, física y psíquicamente, establecer conexión con el futuro de cada persona y verbalizar todo aquello que se ve, además de emplear su tiempo y hasta sus emociones.

Las tarotistas verdaderas son aquellas que ademas de saber tirar las cartas e interpretarlas tiene el don de la videncia de nacimiento.

Existen los videntes de verdad

También hay mucha picaresca y no son pocos los que se hacen llamar videntes que, realmente, son buenos psicólogos y analizan a la persona o por su modo de hablar ya extraen particularidades que le pueden afectar y de ahí decir ambigüedades que sean confundidas con la videncia.

No nos debemos dejar engañar, existen los videntes de verdad pero no todos tienen el don del que presumen y con el que se anuncian, muchos de esos videntes sólo son cartomantes que no ven más allá de lo que una tirada de cartas muestra.

El falso vidente se fijará en la persona, en si tiene ojeras, si el aspecto va desaliñado, si tiene o no marcas de anillos en las manos, si va maquillado, en su ropa, todo tiene una relación con la personalidad de la persona y todo sirve para poder hacer un espectáculo irreal de algo que sólo es psicología y capacidad de observación alejado, por tanto, de la videncia.

Igualmente el tono de voz de la persona, inseguro, tembloroso, enérgico, puede hacer que se sepa muchas de sus circunstancias y se digan cosas ambiguas que pueden afectarle pero que no se deba a un fenómeno de videncia sino de saber escuchar lo que hay tras la voz de la persona.

En España existen clarividentes reales, ellos saben que a una persona no hace falta casi ni mirarla, ni tocarla, para comenzar a decirles todo aquello que les ha afectado en un pasado o en el presente y que va a tener relación directa con su futuro. El vidente auténtico no duda y no le hacen falta trucos para poner su don al servicio de la persona.

Tarotistas reales y auténticos

Muchas veces el clarividente se hace acompañar de elementos que propician su cualidad, puede ser desde un ambiente sosegado y familiar hasta unas barritas de incienso o una baraja de cartas.

Los videntes también pueden ser tarotistas reales y auténticos que usen los arcanos para poder facilitar su videncia, como un apoyo a su cualidad y como propiciador de la predicción.

No debemos confundir a los cartomantes con las personas que tienen la capacidad de ver el futuro, el buen tarotista se preocupa de leer el futuro de la persona y aconsejarle tanto física como espiritualmente, el cartomante sólo interpreta las cartas.

Además los verdaderos tarotistas siempre dirán aquello que sale en las cartas en su relación con las demás y será todo lo que salga para bien o para mal del consultante pues tanto en lo positivo como en lo negativo está el futuro y es justo que el consultante lo sepa a menos que de órdenes expresas de obviar una de las dos lecturas.

Los verdaderos si te dicen el futuro

Quizás lo más complicado dentro de saber elegir a un tarotista o un vidente, o ambas en la misma persona, es saber quién dice el futuro y quién realmente es lo que dice ser.

Para ello debemos tener en cuenta que los verdaderos si te dicen el futuro y que este se va a cumplir tarde o temprano si son irremediables. Si está en el futuro que la persona va a tener una nueva pareja o encontrar el amor ese momento llegará pues está escrito. Ese momento es el que verbaliza el vidente o el tarotista  y que se cumplirá antes o después.

Llamé a un tarotista y comenzó a decirme cosas que me habían pasado hace unas semanas, me dejó impresionada, entonces me dijo que veía a otra persona en mi vida, que cambiaría de pareja. No me lo podía creer. Un mes después mi vida cambió radicalmente, mi pareja me fue infiel y poco tiempo después encontré a alguien que me amaba de verdad”.

Son ejemplos de comentarios de personas que hablan de sus experiencias a la hora de haber acudido para que le digan su futuro y aclaren sus dudas, del asombro que les causa y, sobre todo, que los que son de verdad si te dicen el futuro.