Cómo usar la bola de cristal

Bola de cristal

Bola de cristal

Uno de los sistemas más populares para saber el futuro es el de las cartas del tarot, pero independientemente de ello hay otros sistemas que son igualmente efectivos y muy válidos, uno de ellos es el de la bola de cristal, practicados por muchos y que puede ser, en pleno siglo XXI, como un gran desconocido con un gran potencial.

Uno de los sistemas más recurrentes, en la antigüedad, para saber el futuro era el de la catoptromancia, o la lectura a través del espejo, mirando su superficie y concentrándose en ella.

Pero por la adivinación usando los reflejos nos encontramos que el más usado es utilizando la esfera cristalina que sustituía al original que era concentrarse mirando a un estanque de agua clara, a su superficie en calma, eso inducía un estado alterado de consciencia que, de alguna forma te proporcionaba el viaje al futuro.

Se usaba también, en su origen, la superficie pulida de un metal que se empleaba como espejo o algo similar para ejercer este tipo de videncia que, con tal objeto, fijaba la atención de la persona.

La bola de cristal se ha popularizado mucho en los últimos tiempos, hoy es fácil de conseguir pero hace años eran costosas y estaban realizadas en cristal de roca aunque los expertos dicen que el cristal de berilio es lo mejor si bien es cierto que la gran mayoría de las que podemos encontrar hoy día, en tiendas especializadas o en internet, son de vidrio transparente.

Hay una particularidad que se dan con este tipo de forma de adivinación y es que por motivos psíquicos es mejor que nos regalen la bola a que la compremos nosotros, así cuando se compra es importante que se toque, que se sobrepese, y ver cómo se siente en las manos de la persona, vital en la conexión que debe tener la persona con ella.

La mejor medida que se puede tener en este tipo de “artefactos” es de unos diez centímetros de diámetro, esférica si bien es cierto que hay algunas de ellas que tienen un punto plano para apoyarla en la mesa y otra, las menos, son de forma ovalada que también sirven para ello.

Obviamente no todas las personas que tienen una de ellas son capaces de ver el futuro o ser videntes, quien no tiene este don por mucha bola que tenga no va a ver nada y sólo va a tener un adorno de cristal en casa.

Preparando la Bola para Adivinar el Provenir

Para poder emplearla con acierto se debe estar preparado, así cada clarividente tiene un sistema diferente y muchas prefieren hacerle un ritual específico, lo mejor es con agua corriente, a ser posible de una fuente natural o de agua de lluvia, posteriormente se enjuaga con vinagre y se saca brillo, preferiblemente con un paño de terciopelo, eso dotará de toda la fuerza necesaria a la misma.

El cristal siempre tiene que estar limpio y no debe ser expuesto directamente a la luz, cuando no está en uso debe ser envuelta con un paño de terciopelo negro… O de seda. Cubrirla es una buena medida y preservará sus propiedades. Para cargarla bastará con tomarla con las manos deseando que absorba la energía del mundo de los espíritus.

Para ejercer este don –por qué se debe poseer esta cualidad- se debe estar en un ambiente tranquilo, silencioso, en penumbra, así los reflejos no interferirán en las imágenes. Ideal es hacerlo al amanecer o al atardecer. Tampoco se tiene predilección por una mano u otra o que el consultante esté o no presente en la lectura, pero debe concentrarse en la pregunta para que todo sea perfecto.

Una vez que el vidente ha comenzado la predicción tardará un tiempo en hacer la misma, hemos de entender que debe visualizar en la superficie las imágenes que debe interpretar para hacer el pronóstico, así será un “vehículo” especial para saber del pasado, presente y del devenir del consultante.

Posibles Interpretaciones

Los profesionales de este medio indican que la predicción comienza con la bola de cristal y se comienza a nublar, cuando se disipa esa niebla comienzan a aparecer las visiones que son las definitorias:

  • Las nubes blancas: buena suerte.
  • Las nubes verdes: esperanza, lucro y prosperidad.
  • Las nubes amarillas: envidia, o dudas aclaradas en breve.
  • Las nubes rojas: peligro u odio, agitación, obstáculos.
  • Las nubes negras: mal.
  • Las nubes anaranjadas: decisiones difíciles.
  • Las nubes violetas: armonía y tranquilidad.
  • Las nubes azules: conquista y felicidad.

En función del movimiento también nos indica una respuesta:

  • Si suben las nubes indican “si” a la pregunta.
  • Si bajan indican “no”.

La forma también tiene su simbología:

  • La calavera representa la muerte.
  • La estrella: sueños imposibles.
  • Corazón vivencia de un gran amor.
  • Pájaro: sorpresas.
  • Ojo: escuche a su intuición.
  • Serpiente: cuidado con la salud.
  • Espadas en inarmonía.
  • Balanza: justa recompensa.

Por la disposición de las imágenes nos dicen el tiempo que ocurrirá el suceso:

  • Imagen anterior en la bola de cristal: presente o futuro inmediato.
  • Imagen posterior en la bola de cristal: pasado que ejercerá una influencia sobre el presente.
  • Imagen a la derecha de la bola de cristal: buenas influencias.
  • Imagen a la izquierda de la bola de cristal: malas influencias.

Son las principales características que tiene la lectura con la bola de cristal, un método efectivo y muy eficaz que nos pueden dar las pistas de cómo será nuestro futuro y como poder encauzar nuestros pasos para que todo resulte positivo.